Interrupción involuntaria del embarazo o feto por la pérdida del embrión antes de la semana 20 o cuando el embrión o feto tiene un peso inferior a los 500 gramos. Este tipo de aborto es más común en el primer trimestre (hasta las 12 semanas) de gestación y se produce entre el 10 y el 20% de embarazos.

Entre las causas más comunes encontramos alteraciones cromosómicas en el embrión o causas de la gestante como alteraciones en el útero, infecciones, enfermedades autoinmunes o endocrinas y/o estilo de vida (alcoholismo, mala alimentación, drogas…).

Hay diferentes tipos de aborto espontáneo :

  1. Esporádico: aborto que ocurre de forma puntual.
  2. Recurrente: varios abortos espontáneos. 
  3. Clínico: aborto que ocurre en gestación avanzada.
  4. Subclínico: aborto que ocurre de forma muy temprana. También conocido como aborto bioquímico.
  5. Anembrionado: aborto en el que no se desarrolla embrión, solo saco gestacional.
  6. Embrionado: aborto en el cual se ha desarrollado embrión pero ha detenido su desarrollo. También se denomina aborto retenido o diferido.
  7. Completo: aborto en el cual se elimina todo el contenido uterino.
  8. Incompleto: aborto en el cual no se elimina todo el contenido uterino