La clamidia es una infección de transmisión sexual (ITS) causada por la bacteria Chlamydia trachomatis. Puede afectar los genitales, la garganta y los ojos, y a menudo es asintomática, pero si no se trata, puede causar problemas de salud graves.