El embarazo gemelar, también conocido como embarazo univetilino o monocigótico, involucra el desarrollo de dos fetos a partir de un solo óvulo fecundado por un espermatozoide que luego se divide.

Esto resulta en gemelos idénticos con la misma carga genética, mismo sexo, grupo sanguíneo, color de pelo y ojos.

Por lo general, el parto de gemelos ocurre alrededor de la semana 37 debido al espacio limitado en el útero, lo que a menudo resulta en un peso al nacer menor que los bebés únicos.