Las gonadotropinas son hormonas producidas por la glándula pituitaria en el cerebro y desempeñan un papel clave en la regulación de la función reproductiva en hombres y mujeres. Hay dos tipos principales de gonadotropinas:

  1. Hormona Folículo Estimulante (FSH – Follicle-Stimulating Hormone): La FSH estimula el crecimiento de los folículos ováricos en las mujeres y la producción de espermatozoides en los hombres. En las mujeres, la FSH es esencial para la maduración de los óvulos en los ovarios.
  2. Hormona Luteinizante (LH – Luteinizing Hormone): La LH desempeña un papel importante en la ovulación en las mujeres y estimula las células de Leydig en los testículos de los hombres para producir testosterona.
  3. HMG (Hormona Menopáusica Gonadotropina): Es una hormona utilizada en medicina reproductiva y asistida. A diferencia de la FSH y la LH, que son hormonas individuales, la HMG es una combinación de ambas. Contiene FSH y LH, y se utiliza para estimular los ovarios en mujeres que están sometiéndose a tratamientos de fertilización asistida, como la fertilización in vitro (FIV). La HMG se utiliza para promover el desarrollo de múltiples folículos (bolsas que contienen óvulos) en los ovarios, lo que aumenta las posibilidades de éxito en los tratamientos de reproducción asistida. Al proporcionar FSH y LH juntas, la HMG imita más de cerca la señal natural del cuerpo para estimular la ovulación y la producción de óvulos.

Las gonadotropinas son fundamentales para el funcionamiento normal del sistema reproductivo. En mujeres, ayudan en la maduración de los óvulos y en la regulación del ciclo menstrual. En hombres, estimulan la producción de espermatozoides y la producción de testosterona. Estas hormonas son esenciales para la fertilidad y el funcionamiento saludable del sistema reproductivo en ambos sexos.