La gonorrea es una infección de transmisión sexual (ITS) ocasionada por la bacteria Neisseria Gonorrhoeae. Esta infección puede ser adquirida a través de relaciones sexuales vaginales, anales y orales, y afecta tanto a hombres como a mujeres. Las mujeres embarazadas también pueden transmitir la gonorrea a sus bebés durante el proceso de parto.

Los síntomas de la gonorrea incluyen sensaciones dolorosas o de ardor al orinar, secreciones inusuales del pene o vagina, sangrado vaginal y otros; sin embargo, en algunos casos, la infección puede ser asintomática.

El tratamiento de la gonorrea consiste en la administración de antibióticos como Ceftriaxona y Azitromicina.