Hay una actividad excesiva de la glándula tiroides. 

La existencia de gran cantidad de hormona tiroidea por el organismo ocasiona hiperactividad del metabolismo del cuerpo.

Síntomas: 

  • Nerviosismo.
  • Irritabilidad.
  • Transpiración excesiva.
  • Debilidad muscular.
  • Pérdida de peso.
  • Ciclos menstruales irregulares.
  • Dificultad para dormir.

En mujeres embarazadas, puede provocar un parto prematuro y bajo peso al nacer.