Extirpación del útero, ya sea total o parcialmente. 

El útero es el órgano esencial para el embarazo, ya que es dónde se implanta el embrión para su desarrollo. Por tanto supone la pérdida de fertilidad femenina e impide llevar a término un embarazo.