Consiste en la fijación del útero a la pared abdominal como forma de tratamiento para el prolapso uterino.