Es una endoscopia ginecológica que permite visualizar directamente el endometrio uterino. 

Puede tener dos finalidades, quirúrgica o diagnóstica.

Se utiliza este procedimiento para el diagnóstico de sangrado, la extracción de pólipos o fibromas, o incluso para realizar procedimientos de esterilización.