El latido fetal es un signo que confirma el embarazo. Este latido es regular y bastante rápido, aproximadamente 140 latidos por minuto. Puede detectarse durante una ecografía realizada alrededor de la semanas 6-7 de gestación, momento en el que también se puede observar el saco gestacional. Es importante tener en cuenta que el latido cardíaco del feto debe distinguirse de los sonidos abdominales que pueden generarse en la madre.