La menarquia es el término médico que se utiliza para referirse a la primera menstruación o la primera vez que una niña tiene su período. Es un evento importante en la vida de una mujer y marca el inicio de la capacidad reproductiva.

La menarquia generalmente ocurre durante la adolescencia, entre los 9 y los 15 años de edad, aunque puede variar según cada individuo. La edad promedio de la menarquia varía según factores como la genética, la nutrición, la salud general y el estado socioeconómico.

La menarquia es el resultado de cambios hormonales que ocurren en el cuerpo de una niña en la pubertad. El hipotálamo y la glándula pituitaria en el cerebro comienzan a producir hormonas que estimulan los ovarios para liberar estrógeno y progesterona. Estas hormonas son responsables de los cambios físicos y emocionales que ocurren durante la pubertad, incluyendo el desarrollo de los senos, el crecimiento del vello púbico y axilar, y el inicio de la menstruación.

Es importante que las niñas estén preparadas y tengan información sobre la menarquia antes de que ocurra. Esto puede incluir conversaciones con los padres o tutores, educación sexual en la escuela o información proporcionada por profesionales de la salud. También es importante que las niñas tengan acceso a productos de higiene menstrual adecuados y sepan cómo manejar su período de manera saludable e higiénica.

Si una niña no ha experimentado la menarquia a los 16 años, se recomienda buscar atención médica para investigar las posibles causas subyacentes. Del mismo modo, si una niña experimenta la menarquia antes de los 8 años, también se debe buscar atención médica para evaluar cualquier trastorno hormonal o condición médica que pueda estar causando este desarrollo temprano.