La oligoastenozoospermia es una afección en la que los espermatozoides presentan dos alteraciones principales: oligospermia (baja concentración de espermatozoides) y  astenospermia (mala movilidad de los espermatozoides). Esta condición es una causa de infertilidad masculina.

Las posibles causas de la oligoastenozoospermia son variadas y pueden incluir factores como el estilo de vida (como el consumo de tabaco, alcohol y drogas), exposición a agentes tóxicos ambientales, infecciones en las vías seminales, problemas hormonales, traumatismos en los testículos, alteraciones genéticas y más. La causa exacta puede variar de un individuo a otro.

El tratamiento de la oligoastenozoospermia dependerá de la gravedad de la afección y de las causas subyacentes. En casos leves, se pueden considerar cambios en el estilo de vida, como llevar una dieta saludable y tomar suplementos vitamínicos con antioxidantes. En casos más severos, muchas parejas recurren a las técnicas de reproducción asistida. La inseminación artificial (IA) puede ser una opción si la oligoastenozoospermia es leve y si la mujer cumple con ciertos requisitos. Para casos más graves, se suele utilizar la fecundación in vitro (FIV) con microinyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI), que permite seleccionar los espermatozoides de mejor calidad y fertilizar los óvulos con éxito.