La ovulación múltiple es un fenómeno en el que una mujer libera más de un óvulo en un ciclo menstrual, lo que puede resultar en embarazo múltiple. Esto puede deberse a causas hereditarias o adquiridas, como el sobrepeso, la edad avanzada o la estimulación ovárica en tratamientos de fertilidad. 

Las mujeres con ovulación múltiple pueden experimentar síntomas similares a la ovulación normal, como dolor abdominal, cambios en la temperatura corporal y el flujo vaginal. 

La estimulación ovárica en tratamientos de reproducción asistida, como la inseminación artificial (IA) o la fecundación in vitro (FIV), a menudo se asocia con un mayor riesgo de ovulación múltiple debido al desarrollo de múltiples folículos ováricos. En una FIV, se puede transferir varios embriones, lo que aumenta la probabilidad de embarazo múltiple. Sin embargo, algunos expertos recomiendan la transferencia de un solo embrión de alta calidad para reducir este riesgo.