La postmenopausia es el periodo que empieza tras la menopausia y que abarcaría hasta los 65 años aproximadamente. Esta etapa se caracteriza por la reducción de los clásicos síntomas de la menopausia, como los sofocos, la sudoración, las palpitaciones o la falta de concentración. Pero aunque los principales síntomas de la menopausia lleguen a su fin en la postmenopausia, el riesgo de padecer algunas enfermedades sigue siendo elevado debido a la falta de estrógenos y al debilitamiento de los huesos. Es por eso que en la postmenopausia hay un mayor riesgo de padecer osteoporosis, enfermedades cardiovasculares y atrofia del aparato genital. Al igual que ocurre durante la menopausia, los problemas psicológicos son frecuentes también en la postmenopausia, ya que la mayoría de los síntomas reflejan el paso de los años y el proceso de envejecimiento natural, algo que muchas mujeres no pueden asumir sin ayuda profesional. Por lo tanto es muy importante llegar a esta etapa tan preparada y concienciada como a la menopausia.