El puerperio es el periodo que comienza después del parto y que se puede extender hasta seis semanas después del mismo. Durante este tiempo, el cuerpo de la mujer se recupera de los cambios físicos y hormonales experimentados durante el embarazo y el parto.

Durante el puerperio, se producen modificaciones en el útero para que vuelva a su tamaño y posición normales, así como en otros órganos reproductivos. También se debe tener en cuenta el puerperio psicológico, que tiene que ver con cambios emocionales y a nivel cerebral, y puede durar entre uno y dos años, aunque es un concepto más impreciso y subjetivo. Es un momento importante en el que la madre necesita cuidados y seguimiento médico para asegurar una recuperación adecuada después del parto.