Es una complicación que puede aparecer como consecuencia de un embarazo múltiple. Este trastorno está caracterizado por el paso de sangre de un feto a otro de forma desequilibrada. En concreto, el feto que pasa la sangre recibe el nombre de donante; mientras que el feto que recibe la sangre será el receptor.